Amor a primera vista

La dedicatoria ponía: “Para Mermo, para que siga haciendo deporte a los cuarenta y muchos años. Un beso: papá”. Estaba al dorso de una fotografía en la que se veía a mi padre vestido de portero en un partido de fútbol benéfico. Tenía 47, los mismos que ahora tengo yo. Confieso que durante bastante tiempo […]