Esto es un oficio

Antes, cuando sólo existía la televisión pública, los presentadores del Telediario no llevaban un pinganillo en la oreja, pero sí tenían en la mesa un teléfono que sólo sonaba para que les informaran de una noticia de alcance. Cuenta una leyenda que un estudiante de Periodismo se hizo con el número para que, si algún […]

Amor a primera vista

La dedicatoria ponía: “Para Mermo, para que siga haciendo deporte a los cuarenta y muchos años. Un beso: papá”. Estaba al dorso de una fotografía en la que se veía a mi padre vestido de portero en un partido de fútbol benéfico. Tenía 47, los mismos que ahora tengo yo. Confieso que durante bastante tiempo […]

Vivir con miedo; trabajar con miedo

La frase que se ve en la foto es francamente buena. Y me gustaría pensar que es aplicable a los periodistas en ejercicio, que alguno queda, pero me temo que no es así. Les han quitado mucho, mucho, mucho. Pero todavía les queda el miedo.

Las redes y el periodismo basura

Empecemos por la conclusión: las redes sociales están empobreciendo el periodismo aún más de lo que estaba, que ya es decir. No sólo han conseguido que cualquier berzotas se crea periodista por el simple hecho de manejarse en twitter sino que llega a confundir al profesional serio, a entorpecer su trabajo.

Tal día hizo un año; tal otro hará diez

No hace tanto tiempo como para que haya olvidado los detalles. Era el 31 de agosto de 2012 y yo comenzaba mi turno de descanso. Desde días atrás se venía rumoreando, cada vez con más insistencia, que nos iban a hacer un ERE, o que como mínimo habría un cierto número de despidos, y desde […]

Gran Reserva 1966

Confieso que los reencuentros programados los acojo con cierta aprensión, porque siempre tengo la sospecha de que alguien, en un momento dado, va a soltar eso de: “Qué tiempos aquellos”, que es una expresión que odio casi tanto como la de: “Te lo dije”. Sin embargo acudí y no me arrepiento. Frases tópicas al margen, […]

Esos locos becarios

En los veranos son la sal de la tierra, las redacciones no serían lo mismo sin ellos. Su torpeza extrema, sus ocurrencias, su ingenuidad y, por qué no admitirlo, sus arranques de brillantez, contribuyen muy mucho a hacer más llevaderos los meses de estío. Quienes han tenido que bregar con ellos, y en especial los […]